domingo, 1 de abril de 2007

Dos plantas amadas por sus flores corren peligro en la naturaleza

De las más de 1600 especies de orquídeas que se han contabilizado en Venezuela, al menos 12 se encuentran en peligro crítico de extinción. Igualmente de 363 especies de bromelias que se han identificado, al menos 4 corren ese mismo riesgo.
Los datos pertenecen al Libro Rojo de la flora venezolana, donde también se señala que estos epitafios (no echan raíces sobre el suelo, sino sobre otros vegetales), constituyen el grupo de plantas silvestres sometidas a la mayor extracción y comercio en el país, porque sus inusuales flores y formas las hacen deseables como ornamento.
Conocedores y aficionados al cultivo de bromelias y orquídeas afirman que están haciendo esfuerzos por concienciar a la población sobre el peligro de la extracción indiscriminada de estas plantas de sus medios naturales. Claro está que el mayor peligro está en la destrucción de su hábitat, por la deforestación.
Lorenzo Ilija, presidente del Comité de Bromeliología de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales, dice que algunas variedades, que se dan en condiciones muy extremas en la naturaleza, difícilmente podrán sobrevivir al ser transplantadas a otro lugar. “Una planta que sólo se dé a 3500 metros de altura, estará condenada si se coloca en condiciones diferentes”.
D’Hers de la Asociación Venezolana de Orquideología agrega por su parte que el mensaje de que estas plantas deben ser respetadas en su ambiente natural, no va reñido con la posibilidad de contar con un ejemplar en la propia casa. A los cultivadores de orquídeas, asegura, no les mueve precisamente la codicia de extraer plantas de su ambiente, sino lograr mediante cuidados y técnicas especiales una flor de mayor perfección posible.
Las orquídeas, recuerda D’Hers, son plantas propias de la zonas tropicales. En Venezuela, además de la Cattleya mossiae, mejor conocida como la flor nacional, se han hecho populares las Phalaenopsis originarias de Asia.
Ilija agrega que las bromelias, propias de América, donde se dan desde el sur de Estados Unidos hasta el norte de Argentina, son populares también en otros continentes. “En la naturaleza son reservorios de agua para mantener la biodiversidad, ya que en ellas anidan pequeños batracios y larvas”
El comité de Bromeliología de la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales fue creado desde hace 18 años, y desde hace 17 años organiza una exposición anual.

Tomado: (2007, 15 de Marzo) “Dos plantas amadas por sus flores corren peligro en la naturaleza”. El Nacional, Cuerpo Ciudadanos, 7. Venezuela